Te ha tocado quedarte, mientras el resto disfruta de vacaciones. Quizá acabas de estrenar contrato o puede que la empresa requiera a alguien estos días para no cerrar. Lo que está claro es que tu compañía no vive de las Navidades y puede permitirse que la plantilla esté fuera en estas fechas. ¿Puedes ser productivo sin demasiado trabajo y más solo que la una? Te damos ideas.

Antes de que se vaya tu jefe, que te dé su aprobación

Anticípate a las tareas que tendrás que desempeñar en estos días. Todos aquellos cometidos que requieran la aprobación de un superior anótalos y comunícaselo a quien corresponda. Aprovecha también para solicitar de tus compañeros todo lo que luego vayas a necesitar. Por ejemplo, acceso a determinadas carpetas o material que vayas a tener que emplear, o el contacto de gente a la que tendrás que enviarles información o productos.

Paciencia, te van a marear clientes y proveedores

Si te quedas tú al frente, vas a tener que hacer de portavoz. Es muy posible que te toque responsabilizarte de las llamadas y el correo que entra en tu departamento o incluso en la empresa, si es mediana o pequeña. Si no estás muy ducho [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: