En este post vamos a conocer qué son los EPIS y por qué deben utilizarse por parte de cualquier empleado de una empresa para trabajar de forma segura en su puesto de trabajo.

¿Qué es un EPI?

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales vigente desde finales del año 1995, y el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual definen como EPI o “Equipo de Protección Individual” a “cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier otro complemento o accesorio destinado a tal fin”.

Por lo tanto, estamos hablando de elementos tales como calzado de seguridad, equipos de protección visual, guantes, equipos de protección respiratoria o auditiva, etc …

¿Qué no se considera EPI`s?

  • La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no estén destinados a proteger la salud o la integridad física del trabajador.
  • Los equipos de los servicios de socorro y salvamento.
  • Los equipos de protección individual de los militares, policías, de las personas dedicadas al mantenimiento del orden y de los medios de transporte por carretera.
  • El material de deporte, de autodefensa o de disuasión.
  • Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos.

¿Dónde comprarlos?

Los EPIS’s, como elemento importante de seguridad y protección de la vida y salud de los trabajadores, deben ser adquiridos en establecimientos que cuenten con suficientes garantías, que puedan asesorar al comprador, y que dispongan de la adecuada calidad. Por lo tanto puedes comprarlos aquí.

¿Qué condiciones deben reunir los EPI?

 Deben responder a las condiciones existentes en el lugar de trabajo, por lo que es necesario realizar una evaluación de riesgos para cada uno de los puestos de trabajo existentes en una empresa.
 Tener en cuenta las condiciones anatómicas y fisiológicas y el estado de salud del trabajador.
– Adecuarse al trabajador que los lleva, tras los necesarios ajustes.
– Peso y volumen lo más reducido posible
– En caso de riesgos múltiples que exijan la utilización simultánea de varios equipos de protección individual, éstos deberán ser compatibles entre sí y mantener su eficacia en relación con el riesgo o riesgos correspondientes
– Ir acompañados de un folleto informativo sobre sus características, accesorios y piezas de repuesto adecuadas, fecha de caducidad y modo correcto de empleo, almacenamiento, y mantenimiento
– Incluir el marcado CE que asegura se adecuada certificación.

Los complementos o accesorios cuya utilización sea indispensable para el correcto funcionamiento del equipo y contribuyan a asegurar la eficacia protectora del conjunto, también tienen la consideración de EP: por ejemplo en el caso de las caídas a distinta altura el equipo de protección es el arnés pero para que este equipo ofrezca protección adecuada, es necesario complementarlo con un elemento de amarre adecuado, estos dispositivos complementarios también son considerados EPI y tanto el arnés como los elementos de amarre deberán utilizarse conjuntamente.

 

 

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: