Tuempleo_vacaciones_matrimonio

Si ya has empezado con los preparativos de la boda querrás saber las condiciones en las que puedes disfrutar de un permiso en el trabajo por matrimonio. Esta concesión es una de las que se incluyen dentro del listado de “Retribuidos”, es decir, podrás ausentarte de tu puesto de trabajo previo aviso y posterior justificación durante quince días sin dejar de percibir tu salario en ese tiempo.

Vacaciones pagadas para celebrar tu matrimonio

Los quince días de permiso retribuido por matrimonio es un derecho protegido por ley en el Estatuto de los Trabajadores. Se establece que estos días sean naturales, es decir, que computan tanto los días laborables como los festivos. La fecha de comienzo del permiso será el mismo día de la boda si te casas en un día laborable. Al contrario, suele ser lo habitual, si te casas en un día no laborable el permiso comenzará a partir del siguiente día laborable. Este particular no lo aclara la ley, pero sí hay jurisprudencia al respecto.

No obstante, aunque lo normal es que se comience en seguida el permiso para disfrutar de unas vacaciones pagadas para celebrar el casamiento, se puede acordar con la empresa comenzar a utilizar los días de la luna de miel cuando más convenga. Por ejemplo, si se quiere juntar con los días de vacaciones o reservar unos días previos al casamiento para los preparativos. Es importante señalar que no se trata de un derecho si no que habrá que sentarse a negociarlo con la empresa.

Diferentes uniones, mismos derechos

Otra duda que puede surgir es si se tiene derecho a permiso retribuido por matrimonio en el caso de que se haya certificado una pareja de hecho. Esta figura jurídica no existía cuando se elaboró la ley por lo tanto no hace referencia. No obstante, la mayor parte de los [+] Ampliar información


Otros Trabajos y cursos relacionados: