café y trabajo

Tomar un café antes de salir de casa es un gesto que realiza un gran número de seres humanos antes de ir a trabajar. Vencer el sueño, notar el sabor amargo y un poco agrio y el aroma tan característico es la finalidad de aquellos que, medio dormidos todavía, ponen una cafetera recién levantados.

Un alcaloide de efecto casi inmediato que nos despierta cada mañana

El principal componente de esta bebida es la cafeína. Una taza tiene aproximadamente cien miligramos de este alcaloide. Según los estudios científicos, este compuesto químico inhibe la acción de un nucleósido que funciona como neurotransmisor llamado adenosina, responsable de la somnolencia.

El efecto del café es muy rápido, a los diez minutos de haberlo ingerido el organismo ya lo ha absorbido y sus beneficios se notan inmediatamente en el cerebro. Provoca una sensación de despeje que puede durar entre dos y tres horas. Ayuda también a mantener la atención y la concentración.

Algunos estudios longitudinales, como los que lleva realizando la epidemióloga española Esther López García, señalan que tomar café de forma regular y moderada puede prevenir enfermedades cardiovasculares. Aunque parece que de estos beneficios no es responsable la propia cafeína si no otros componentes que actúan como antioxidantes. [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: