blog_profesionales

Desde Jobandtalent, amparándonos en nuestra labor informativa, hoy queremos hablarte de la ley LISMI de Integración Social del Minusválido. Según esta ley, toda empresa pública y privada que cuenta con una plantilla superior a los 50 trabajadores, tiene la obligación de contratar a un número de trabajadores con discapacidad no inferior al 2%. Este tanto por cierto está reservado para personas con una discapacidad igual o mayor al 33%. Con esta medida, la LISMI pretender impulsar y fomentar la integración laboral de personas con discapacidad.

A efectos de la LISMI, se entiende por minusválido “toda aquella persona cuyas posibilidades de integración educativa, laboral o social se encuentren reducidas como consecuencia de una deficiencia, previsiblemente permanente, de carácter congénito o no, en sus capacidades físicas, psíquicas o sensoriales.

A pesar de ello, hay muy pocas empresas que cumplan con su obligación por lo que en 2000 se crearon las llamadas Medidas Alternativas:

– Compra de bienes a un Centro Especial de Empleo o a un autónomo con discapacidad.

– Formalización de un contrato civil o mercantil con un Centro Especial de Empleo, con un trabajador autónomo discapacitado, para la prestación de servicios ajenos y accesorios a la actividad normal de la empresa.

Ver oferta completa

Compartir esta oferta en:     

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: