Hemos tenido unos cuantos años en los que el mercado laboral, definido por la crisis que hemos arrastrado, ha hecho que muchos profesionales, aunque bien preparados y también formados, se han visto en situación de desempleo, de tener que aceptar propuestas laborales con menores expectativas de las que podían asumir, o aun habiendo conseguido mantener el trabajo en sus empresas, han seguido realizando sus tareas pero no han tenido una formación continua con la que seguir mejorando sus habilidades para el futuro.

Hoy en día, aunque ya todos los indicios apuntan a que estamos saliendo de esos años de duro mercado laboral, las oportunidades que van surgiendo lo están siendo, e mayor medida, para aquellos profesionales que aún cuando sus empresas ya no les seguían formando, ellos por su cuenta han seguido realizando cursos de formación para mantenerse al día.

La formación te prepara para un empleo

En este proceso los centros de formación, tanto de tipo presencial u online, como titulae han jugado un papel fundamental, al cubrir ese hueco de formación continua dejado por las empresas, que ya ni siquiera realizaban la formación de sus empelados a través de la antigua Fundación Tripartita, hoy en día llamada FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación y el Empleo).

Por ese motivo, tanto si ya has conseguido trabajo, como si te encuentras en búsqueda activa de empleo, debes ser consciente que la inversión en formación es crucial para adquirir esos conocimientos y habilidades que te capacitarán para conseguirlo.  Ya sabemos que el capital humano, como uno de los activos más importantes de una empresa, y la formación continua como una de sus herramientas para mantener a ese capital humano actualizado y, por tanto, listo para competir con las demás empresas en el mercado global en que nos movemos hoy en día.

Beneficios de la formación continua

El beneficio de la formación redunda no sólo en el trabajador, sino también en la empresa, y los beneficios que podemos obtener de la formación continua son:

  • Favorece la integración de los empleados.
  • Favorece la igualdad de oportunidades.
  • Permite al trabajador afrontar la toma de decisiones y la solución de problemas.
  • Eleva el nivel de motivación y satisfacción en el puesto.
  • Permite actualizar los conocimientos y destrezas de las personas que ya están trabajando.
  • Favoreciendo por lo tanto la promoción o movilidad de la carrera profesional.

¿Cuáles son las principales competencias en las que formarse?

Cualquier tipo de formación que realicemos resultará siempre beneficiosa para conseguir un empleo o mejorar el que ya tenemos, pero ¿es toda la formación igual de importante?, ¿son igual de necesarias todas las habilidades que adquiramos para conseguir un trabajo? Pues en un mundo globalizado y en el que no dejamos de oír hablar de que estamos en la cuarta revolución industrial o la Industria 4.0, son seguramente todas aquellas destrezas que tienen que ver en mayor medida con el mundo digital, con la tecnología, con los negocios y con la economía digital, las que en mayor medida nos facilitarán y mejorarán en mayor medida nuestra empleabilidad.

 

.


Otros Trabajos y cursos relacionados: