Cuando estás buscando un empleo, la ansiedad ataca por todos los lados y en cualquier momento. La ansiedad no es más que un defensa ante las situaciones que son desconocidas. No saber cómo va a ser, no saber cuándo va a ser, y la presión de todos los días, nos da miedo e incertidumbre.

No conozco a nadie que no tenga un momento de ansiedad ni tampoco conozco a nadie que tenga la más grande situación de ansiedad. Porque lo de mucho o poco es cómo tú lo sientas.

También es cierto, que cada persona reacciona de diferente manera ante la misma situación. Tanto las creencias, las etiquetas, la situación, el entorno, lo que le dicen, etc. ayuda a levantarse o a deprimirse.

Sin embargo, cuando más alto sea el nivel o se mantiene en el tiempo, por causas no objetivas, el efecto para las personas es totalmente destructor.

Lo que provoca es que la ansiedad nos bloquea, nos ciega, nos desmotiva, nos destroza. Por eso, nos impide encontrar el empleo que deseamos.

Las personas que buscan un empleo, por lo que yo conozco por mi trabajo de orientadora profesional, cuando tienen síntomas como angustia, taquicardias, etc. lo interpretan como una [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: