Se acaban de publicar esta semana los datos de desempleo correspondientes al mes de noviembre de 2019 en la Región de Murcia, en el que se da un aumento del desempleo en 805 personas, con lo que se llega a la cifra de 100.000 parados, y supone un incremento de un 0,81% en términos relativos.

El desempleo en noviembre

El paro ha sido más alto en el sector servicios, que se lleva más de un 75% de ese total, y en la agricultura con casi un 20%. De esos 805 nuevos desempleados, el 75% corresponde también a la población femenina, y casi un 40% también son jóvenes.

En total la tasa de desempleo en Murcia se sitúa en el 14,16%. Al contrario de lo que se ha producido en el resto de España, la región de Murcia ha ganado 3.259 afiliados más a la Seguridad Social, situándose como la tercera autonomía que más empleo creó, tras la Comunidad Valenciana y Madrid.

Además, en datos interanuales, Murcia tiene 17.920 afiliados más que hace un año,  llegando a la cifra total de 590.473, incrementado un 3,13% el número de afiliados, lo que la coloca por encima del crecimiento medio del 2,28% en España, y también la sitúa como la comunidad autónoma que más ha incrementado su cifra de afiliados en los últimos doce meses.

El empleo fijo en Murcia

Por lo que se refiere a los índices de calidad de esos empleos, noviembre dejó 7.065 nuevos contratos indefinidos para una

cifra total de 87.244 en 2019, lo que supone 1.631 contratos fijos más que a estas alturas del pasado año, es decir, un aumento del 1,91% que mejora el 0,55% de subida de los contratos temporales.

Sin embargo, los contratos temporales siguen siendo la norma, y aunque la Inspección de Trabajo en lo que va de año 2019 ha convertido más de 5.648 contratos temporales en fijos, lo que supone el 20% del total de los analizados, la contratación fija sigue siendo la excepción.

Empresas que apuestan por el empleo fijo

A pesar de eso, hay empresas en la Región de Murcia que siguen apostando por la contratación fija como es el caso, entre otras, del Grupo de Alimentación El Pozo, que estableció hace 1 año un plan acordado con los sindicatos, para convertir en fijos a más de 700 empleados entre los años 2018 y 2021, con un total de más de 5.000 empleados directos con que cuenta en su plantilla. Además, el plan incluye otras mejoras en la subida de la categoría laboral y en materia de prevención de riesgos laborales.

La apuesta por el empleo fijo no es la única alternativa que la empresa maneja en sus políticas de Recursos Humanos: la apuesta por la gestión por competencias que valora el mérito profesional es otra de ellas. Los empleados tienen también a su disposición más de 5.000 metros cuadrados de espacios deportivos para su uso, y otros servicios sociales como becas escolares y guardería. Todo ello ha hecho que sea declarada como Empresa Europea del Deporte y la Salud.

 

 


Otros Trabajos y cursos relacionados: