El cuerpo nos delata. Comunica sin pronunciar una palabra. Expresa emociones sin nuestro consentimiento, por eso la manera en que nos perciben puede ser decisiva para alcanzar el éxito.

Cuando dominamos nuestras habilidades de comunicación no verbal estamos diciendo a la persona que tenemos delante que somos una persona con confianza, enérgica, comprometida y honesta. Porque el poder del lenjuage del cuerpo es más valioso que el discurso.

De acuerdo con diferentes experto, el 55% de lo que comunicamos lo expresamos mediante nuestro lenguaje corporal, el 38% con el tono de voz, y sólo el 7% con los mensajes que pronunciamos. Por lo tanto, desde el momento en el que se llega a una entrevista de trabajo, hasta el momento de salir, tenemos que ser conscientes de nuestros gestos y señales no verbales.

Nuestro consejo es que te relajes y tengas en cuenta estos seis errores que no debes cometer:

Cuidado con la postura

Si queremos transmitir seguridad debemos adoptar una postura natural, que no parezca ensayada o fingida. Para esto, mantén el mentón a 90 grados, intenta que no quede más abajo (reflejaría inseguridad) ni más arriba de este ángulo (transmitirías arrogancia) Mantén la espalda recta pero no subas Ver oferta completa

Comparte con tus amigos este trabajo en: Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Google+

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: