El empleo aumenta seis puntos entre los jóvenes entre 25 y 29 años

Sin duda la crisis ha supuesto un varapalo a las expectativas vitales de los jóvenes españoles. Altos niveles de desempleo, precariedad en la contratación con una importante tasa de temporalidad y empleo parcial, pobreza, emigrar para poder trabajar. Estas dificultades para desarrollar un proyecto vital tienen consecuencias directas que ya recogen las estadísticas: un bajo índice de natalidad y el retraso en la edad de emancipación.

Dos de cada tres jóvenes adultos está trabajando

No obstante, de forma paulatina, la lenta mejora de los datos en el empleo también influye sobre este colectivo. El informe FUNCAS (Fundación de las Cajas de Ahorros) señala que dos de cada tres personas entre 25 y 29 años estaba empleada en el tercer trimestre de 2017. Este dato significa un aumento de seis puntos porcentuales (pp), un 66% respecto al peor año de la crisis, el 2013, en el que solo trabajaba el 60% de los jóvenes con esa edad.

Pero esta cifra es todavía significativamente menor que la que había antes del comienzo de la crisis. En el año 2006 trabajaba el 78,8% de las personas con esa edad.

Las diferencias son notables también cuando se compara con países que son referentes como Alemania [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: