Cómo frenar el acoso laboral

Ya hemos hablado en otras ocasiones de un tema fundamental en salud laboral: el mobbing o acoso en el trabajo. A veces, los autores de las agresiones son los compañeros, pero una gran parte de las veces las realiza un superior en la jerarquía de la empresa. Es lo que se conoce como bossing, el acoso dirigido por un jefe o responsable hacia uno o varios empleados que dependen de él. ¿En qué se diferencia de otros tipos de acoso?

Qué es y en qué consiste el bossing

La base del bossing es la misma que la del mobbing: agredir a la víctima con una finalidad que esta no es capaz de identificar. El mobbing remite a la parabra mob, que se puede traducir por ‘pandilla’. Es decir, el mobbing suele estar orquestado por un grupo de personas, entre las que puede haber jefes y compañeros, mientras que el bossing lo ejerce un superior (o varios) que coordina el trabajo del acosado. Merece la pena hacer la distinción porque hay presiones y soluciones muy específicas para este tipo de agresión.

La causa suele ser de origen material. En el fondo, gran parte de los acosos de todo tipo se fundamentan en un interés meramente material. Entender esta causa no justifica los actos, y mucho menos los disculpa, pero puede ser beneficioso para que el acosado o acosada elimine de su mente el foco de atención que los agresores pretenden que vean. Por ejemplo, a un empleado sus jefes le dicen que han de ser “duros» con él porque no es competente en tu trabajo, cuando en realidad lo son porque no quieren asumir el coste de su salario ahora que las cosas van peor en la empresa y su despido saldría muy caro. Lo que quieren es esconder al empleado el verdadero [+] Ampliar información


Otros Trabajos y cursos relacionados: