Actualmente no vivimos una temporada en la que abandonar un puesto de trabajo sea una buena idea. Sin embargo, cada situación es diferente, y cuando se ha sopesado la decisión, si además le añadimos un poco de originalidad y un vídeo viral, todo cambia.

Normalmente os solemos contar casos sobre gente que utiliza su imaginación y creatividad para llamar la atención de las empresas y poder destacar entre el resto de aspirantes a un puesto de trabajo.

Esta vez, la intención de Marina Schifrin, la protagonista de esta historia era totalmente distinta.

Tal y como explica en su vídeo, después de años sacrificar su vida personal por la laboral, de soportar horarios intempestivos, horas extra y la no valoración de un jefe al que sólo le importaban las visitas y reproducciones de los vídeos que publicaban, decidió decir que ya estaba bien, y que lo dejaba.

Eligió hacer un vídeo en el que sin parar de bailar al ritmo de Kanye West, rotula su finiquito en la empresa dejando claro que le gusta su empresa pero que por la visión de su jefe no puede seguir trabajando allí.

“Son las 4:30 de la mañana y sigo en el trabajo”, así empieza el vídeo en Ver oferta completa

Compartir esta oferta en:     

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: