Es una realidad palpable que cada vez son más las personas que prestan sus servicios a una empresa sin formar parte de su plantilla. Es lo habitual entre los profesionales de las ventas, pero lo estamos viendo también en servicios como la entrega de comida a domicilio, mantenimiento, servicios editoriales o de contenidos. En estos casos la relación entre la parte contratante, la empresa, y la contratista, la persona física o jurídica que presta el servicio se acuerda a través de la firma de un contrato mercantil.

Externalización de servicios, contrato mercantil entre empresas

También es bastante común que lo firmen dos empresas. La externalización de servicios (outsourcing), es el caso que más se repite de dos empresas que firman un contrato mercantil por un servicio pactado. Por ejemplo, esto ocurre entre las operadoras de telefonía y sus centros de atención al cliente que suelen tener externalizados en los call centers. O las franquicias. Pero también es bastante habitual que se firme entre una empresa y un autónomo o dos autónomos entre sí.

¿Qué diferencias hay entre un contrato mercantil y uno laboral?

Un contrato mercantil se diferencia de uno laboral en cuestiones tan importantes como quién se hace cargo de los impuestos [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: