EROSKI/CONSUMER

  • La falta de oportunidades laborales reales lleva a muchos a pensar ideas propias.
  • Para autoemplearse se puede capitalizar el paro o recurrir a las ayudas que prestan diversas empresas, entidades de crédito o universidades.
  • La nueva Ley de Apoyo al Emprendedor permite a los menores de 30 recibir el paro en un solo pago para crear un proyecto autónomo.

Emprendedores

El autoempleo se ha convertido en una alternativa real para numerosos españoles que se han quedado en el paro, y en especial para los jóvenes, cuyo índice de desempleo es mucho mayor.

Como explica este artículo de Eroski Consumer se puede acceder a esta forma de trabajar a través de las iniciativas privadas y de la financiación de las entidades de crédito, así como con la aceptación del pago único de la prestación por desempleo (capitalización del paro), que ha sido ampliado con la Ley de Apoyo al Emprendedor a los menores de 30 años, quienes pueden acogerse desde este año a nuevas condiciones.

Autoempleo, sobre todo entre los jóvenes

El autoempleo es una clara alternativa para muchos de los trabajadores españoles que se han quedado en el paro, y se da de manera especial entre los jóvenes cuya tasa de desempleo es mayor. Por eso, miles de jóvenes profesionales ven la figura del emprendedor como un modelo más que aceptable para salir de la angustiosa situación en la que se encuentran.

Para llevar a cabo sus planes, cuentan con la ayuda de empresas, universidades y otras instituciones, y también con líneas de financiación que han puesto en marcha algunos bancos y cajas de ahorro para dotarles de la liquidez necesaria para afrontar sus gastos.

Por otra parte, tienen otro soporte, ya que la reciente reforma introducida por la Ley de Apoyo al Emprendedor ha modificado el pago único de la prestación por desempleo, ampliando las posibilidades de aplicación de la capitalización del paro para los menores de 30 años.

Esta ayuda consiste en la percepción en un solo pago de la prestación por desempleo, con el fin de destinar la cuantía a la realización de una actividad profesional como socio de una cooperativa de trabajo asociado o de una sociedad laboral, o como trabajador por cuenta propia o trabajador autónomo.

Se amplían así las posibilidades para los menores de 30 años, porque pueden capitalizar la prestación por desempleo (el pago único) para destinar hasta el 100% de su importe a la constitución de una sociedad mercantil.

También pueden unirse a una sociedad ya formada en un plazo máximo de 12 meses anteriores a la aportación, siempre que desarrollen en ella una actividad profesional o laboral de carácter indefinido (deberá mantenerse un mínimo de 18 meses y no lo pueden solicitar los que hayan tenido un contrato previo con dichas sociedades).

Pueden asignar la cuantía a los gastos de creación y puesta en funcionamiento de la actividad, así como al pago de las tasas y el precio de servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad a emprender.

Entre los requisitos para acceder a esta fórmula destacan los siguientes:

1. Ser beneficiario de una prestación contributiva por desempleo.

2. Tener pendiente de percibir, al menos, tres mensualidades.

3. No haber hecho uso de este derecho al pago único en los cuatro años inmediatamente anteriores.

4. Que la actividad se realice como trabajador autónomo, dándose de alta como tal en la Seguridad Social, o como socio trabajador estable (no temporal) de una cooperativa o sociedad laboral en funcionamiento.

Iniciativas privadas y financiación para el autoempleo

MicroBank, el banco social de La Caixa, cuenta con microcréditos para emprendedores, para personas con rentas inferiores a 60.000 euros y por las que pueden iniciar o consolidar su negocio o atender las necesidades del circulante. Para ello les proporcionan un importe máximo por beneficiario de 25.000 euros, con un plazo de amortización de cinco años sin carencia o con hasta seis meses de carencia incluidos.

Unicaja ofrece el Préstamo Primera Empresa, un producto personal para la financiación de proyectos viables presentados por jóvenes con espíritu emprendedor. Concede un importe de hasta el 80% de la inversión, con un tope máximo de 18.000 euros que se puede devolver en un periodo de hasta cinco años. Como aportación adicional, cuenta con la posibilidad de reducir las cuotas seleccionando productos específicos para la puesta en funcionamiento de la nueva empresa.

El Banco Santander, a través de la Red Emprendia, genera varios programas de apoyo a los emprendedores, ya sea para actividades de formación, la puesta en marcha de su iniciativa empresarial o ayudas a su empresa ya creada.

En esta línea también se sitúa el Programa de Emprendedores en Bruselas, desarrollada por la Fundación Universitaria San Pablo CEU. Permite a sus participantes conocer todos los programas y ayudas para emprendedores que ofrecen las instituciones europeas, sobre todo destinadas al comienzo de un proyecto empresarial.

Ibercaja ha lanzado al mercado otro producto de las mismas características, también denominado Préstamo Primera Empresa, que atiende la necesidad de inversión que se plantea a los nuevos emprendedores en el inicio de su actividad económica (instalaciones, bienes de equipo, capital circulante para hacer frente a los pagos, etc.).

Sus demandantes pueden optar por un tipo de interés fijo para toda la duración del préstamo o uno variable que comprenderá un tiempo fijo inicial y un periodo variable referenciado al euríbor o al IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios).

Presenta dos novedades con respecto a otros modelos. Por un lado financia la totalidad de la inversión, y contempla la gratuidad de comisiones de amortización o cancelación, mediante la facilitación a los titulares de la adaptación de sus pagos al crecimiento de sus ingresos.

ING Direct ofrece otra línea de crédito bajo unos intereses del 11,15% T.A.E., pero que se caracteriza porque no se aplicará al importe total disponible, sino solo a la parte que en realidad utilice su suscriptor. No tiene comisiones de disponibilidad, por estudio o cancelación anticipada, pero a cambio impone una del 2% por apertura y renovación.

Leer artículo completo

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: